Ultimas novedades y aplicaciones para Android, trucos, apps, widgets y juegos

¿Cómo hacer que tu Android funcione más rápido?

Visitado 9788 veces
Estos son algunos trucos simples para mejorar el rendimiento de tu smartphone Android y hacerlo más rápido.
¿Cómo hacer que tu Android funcione más rápido?

1. Desactiva las animaciones

animaciones-desactivar

Lo primero que debemos hacer es encontrar el apartado de Opciones de programador en el dispositivo Android que utilicemos. Estas opciones están escondidas por razones obvias, pero se pueden aprovechar para mejorar algunas cosas. La idea es tener un Android más rápido, y realizando ajustes en las animaciones lo podremos lograr fácilmente.

En el caso de un dispositivo Nexus, por ejemplo, las opciones de programador están escondidas en el menú de ajustes del móvil, luego en el apartado de "Acerca del dispositivo", bajar hasta que encontremos en la información el "Número de compilación". Esto no es un botón, pero si lo presionamos siete veces se activará el modo de programación. Luego de esto, salimos de este apartado hasta el menú inicial de ajustes y encontraremos el acceso al apartado de Opciones de Programador.

Les recomiendo completamente no tocar ni cambiar absolutamente nada, además de lo que en este mini-tutorial incido; estas son opciones delicadas del móvil, recuérdenlo. Una vez en este apartado bajamos hasta encontrar una sección llamada "Dibujo" y allí, modificaremos los valores en tres opciones:

  • Ventana de escala de animación
  • Transición de escala de animación
  • Escala de duración de animador

Por defecto, el valor en estas opciones será de "1x", pero podemos disminuirlos hasta ".5x" (todos por igual) y luego reiniciar el móvil. Esto hará que las animaciones del sistema sean más ligeras, y por ende tendremos un Android más rápido, siguiendo apenas estos sencillos pasos.

2. Desinstala las aplicaciones que no usas y mueve las que usas a la tarjeta microSD

Una de las formas más fáciles de acelerar tu dispositivo es desinstalar las aplicaciones que no usas. Casi todos los teléfonos Android tienen dos memorias: la interna y la adicional que el usuario le agrega con tarjetas microSD. El sistema usa la memoria interna para guardar las apps y también para algunos archivos claves del sistema. Cuando esa memoria está llena, Android no tiene tanta facilidad para maniobrar con la memoria, lo que seguramente le pondrá freno a la velocidad del sistema.

¿Qué se puede hacer? Lo más fácil es desinstalar las aplicaciones que no usas. A veces se bajan juegos pesados que se dejan de usar en algún momento. Lo mismo ocurre con aplicaciones que eran llamativas en el pasado, pero que dejaron de hacer parte de la vida cotidiana del usuario. A veces cuesta trabajo borrar aplicaciones, sobre todo aquellas pagas. Sin embargo, cabe recordar que una vez pagues, la aplicaciones siempre quedarán en la nube. Para volverlas a usar, solo tienes que instalarlas.

Hay varias formas de borrar apps. Puedes ingresar a Google Play Store y proseguir al menú de la parte superior izquierda. Ahí encontrarás la opción de ‘Mis aplicaciones’, donde puedes ver cuáles tienes instaladas. Selecciona la adecuada y toca la opción para desinstalar.

También lo puedes hacer por medio del sistema. Ve a Configuraciones, busca la opción de aplicaciones y podrás ver todas las que están instaladas y que están en ejecución. Selecciona la que quieres eliminar, toca sobre ella y verás la opción de hacerlo. Como cada skin de Android es diferente, el proceso podría cambiar un poco.

Otro truco interesante es mover las aplicaciones que lo permiten a la tarjeta microSD. Algunas apps requieren ser instaladas en la memoria principal del equipo, pero otras sí permiten ser alojadas en la externa. Esto se puede hacer siguiendo el mismo camino para borrar una app. La única diferencia es que cuando llegues a la pantalla para borrar la app, hay una opción que dice ‘mover a la SD’.

3. Reduce la cantidad de widgets en tu escritorio

Los widgets son una buena forma de tener acceso a la información de las aplicaciones directamente desde el escritorio sin necesidad de abrirlas, sin embargo en teléfonos poco potentes pueden provocar ralentizaciones. Si tienes demasiados, trata de quedarte con los importantes y que realmente utilizas.

HD-Widgets-4-9

4. Reduce el número de escritorios

El caso de los widgets se aplica también aquí. Si sólo usas unos cuantos iconos y accesos directos, trata de reunirlos en pocos escritorios y borra aquellos que tengas vacíos. Si en el futuro necesitas más, créalos, total… son gratis!

5. Instala un nuevo launcher

Android es un sistema con varios módulos que encajan, pero que también se pueden cambiar. Uno de estos es el ‘launcher’, que se encarga de la interfaz principal y de lanzar apps. El SO de Google permite cambiar el ‘launcher’, algo que puede darle un toque de velocidad extra a tu teléfono.

De acuerdo con Laptop Magazine, uno de los launchers más rápidos se llama Lightning Launcher Home, que vale tres dólares. Con esta app instalada y seleccionada, el sistema será un poco más veloz, ya que reduce las animaciones que tienen otros launchers y acelera el proceso de abrir aplicaciones.

Hay otros que también te permiten personalizar la interfaz principal y acelerar el teléfono.Nova LauncherGo Launcher Ex y Apex Launcher permiten cambiar las transiciones, escoger la configuración y personalizar otros aspectos para tener un teléfono más rápido y, en algunos casos, una interfaz más bonita.

6. NO instales un task killer. Hazlo manualmente y hazlo bien

Uno de los grandes debates sobre Android es la eficiencia de apps para ‘matar’ procesos y aplicaciones. Estas apps se basan en la cantidad de RAM que usan los diferentes procesos que están corriendo. Sin embargo, para saber por qué no debes instalar un ‘task killer’, hay que entender un poco como funciona el RAM de un teléfono.

La memoria RAM es la que usa el celular para alojar las aplicaciones y los procesos más recurrentes. Cuando comenzó Android, los desarrolladores no tenían tantas herramientas y experiencia para manejar adecuadamente la memoria. Por lo tanto, cuando el usuario salía de una app, ésta no necesariamente soltaba el RAM que estaba usando. Entonces, al tener muchas apps corriendo, el RAM se sobrecargaba y el teléfono se trababa.

Ahí aparecieron los ‘task killers’, que cierran a la fuerza las aplicaciones. Sin embargo, a medida que Android fue evolucionando y los desarrolladores fueron adquiriendo experiencia, el manejo del RAM mejoró considerablemente. Ahora, un videojuego que consume mucha memoria -por ejemplo- la puede liberar cuando se cierra. Por otro lado, una aplicación de mensajería liviana como WhatsApp puede quedarse en la RAM, porque es reiterativa y no ocupa mucho espacio.

Publicado el 22 de Septiembre de 2014

Noticias Relacionadas

blog comments powered by Disqus
 

Recibe nuestro boletín de noticias

Más recientes

Más visitados

-